Departamento de Corrreción permitira entrada de comida para los confinados elaborada por sus familiares

confinadas 4

 

 

 

En reconocimiento a la función medular que desempeña la integración familiar en el proceso de restablecimiento y reincorporación social de los confinados en la Isla, el secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), Erik Rolón Suárez, anunció hoy la vigorización de tres órdenes administrativas para en síntesis, modificar el uniforme de los confinados y permitir la entrada de comida durante el periodo de visitas, así como proveer transporte para los custodiados que extinguen su sentencia.

«Se ha comprobado, en múltiples estudios, la importancia de la familia en el proceso individualizado de rehabilitación al que se integran la mayoría de los confinados. Estas medidas que hemos implementado van encaminadas a reforzar esa premisa y a proponer una forma más real de integrar a la familia a la vida en recuperación de nuestra población correccional», expresó el Secretario del DCR.

La Orden Administrativa DCR-2017-05, le confiere a la población correccional el privilegio de recibir a sus familiares vestidos con ropa casual, para crear un escenario que disminuya principalmente el impacto que puede tener en los hijos e hijas de personas bajo custodia.  El DCR detalló que la vestimenta será una camisa polo y un pantalón color azul.

Según la Orden, las piezas de ropa deberán ser costeadas en su totalidad por el confinado, quien a su vez, podrá adquirirla a través de las comisarías de cada institución correccional.

Asimismo, la Orden Administrativa DCR-2017-06, uniforma un proceso para la coordinación del transporte de los miembros de la población correccional que extinguen su sentencia y que sin el recurso de algún familiar o amigo, parten de una institución correccional lejana a su lugar de residencia.

El fin de la orden, es eliminar la barrera del transporte sobre la integración del ex confinado con su entorno social y familiar. Así pues, la medida establece que sin el contacto con alguna persona a fin con el confinado, debe ser transportado 24 horas antes a la institución más cercana al municipio de residencia.

Por último, la Orden Administrativa DCR-2017-07, conferirá la oportunidad de una vez al menos recibir durante su visita una comida llevada por la visita del confinado, esto con el fin de conseguir una mejor afinidad de los enlaces entre los confinados y familiares. Dichos alimentos deberán seguir las directrices específicas de un reglamento del DCR. Como parte de las normativas de la Orden, el espacio para que la visita suministre alimentos se limitará a la visita que reciban durante la última semana de cada mes.

La Orden que modifica el uniforme de los confinados durante sus visitas, comenzará a regir en 30 días, mientras las otras dos medidas ya son efectivas.

Otra de las iniciativas con estos fines fue una actividad celebrada el pasado 13 de mayo, donde unos 58 confinados tuvieron la oportunidad de asistir junto a sus familiares a la Iglesia Red de Amor de Arecibo, en la cual el Pastor Alberto Rosario les brindó un mensaje de motivación y superación.  Este evento marcó un importante paso para la rehabilitación de sobre 30 confinados de máxima seguridad, quienes no acostumbran a salir de sus instituciones.

Share Button