EL VIH Y EL ADULTO MAYOR

Mature friends eating alfresco

Hoy miércoles 5 de junio se honra a aquellos sobrevivientes del VIH a largo plazo, además de crear conciencia sobre sus necesidades, problemas y caminos recorridos.  Esta fecha ha sido establecida por los Centros de Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).   El tratamiento con medicamentos contra el VIH ha transformado la infección de una enfermedad mortal a una afección crónica manejable.  Una de las situaciones que aportan a esa prolongación de la vida es la simplificación de la terapia antirretroviral. Con uno o dos medicamentos, una persona puede mantener su carga viral en estado indetectable por más tiempo.

“El síndrome del sobreviviente de sida es, ahora, un tema que, como cuidadores del paciente que vive con la condición, hay que manejar”, comentó el  doctor Iván Meléndez-Rivera, principal oficial médico del Centro Ararat, Inc.  “A manera de analogía, es como si las personas estuvieran en un estado permanente de estrés post-traumático de guerra”, o sea que han sobrevivieron a sus amigos y parejas pero a la vez sienten la necesidad de ganarle la guerra al virus”.

Los síntomas del “sobreviviente de sida” incluyen, pero no se limitan a:  ansiedad, nerviosismo, sensación de alerta o vigilancia, depresión, irritabilidad o momentos de ira, desorientación hacia el futuro, baja autoestima/poca valía, abuso de sustancias, aislamiento social y cuplabilidad por ser sobreviviente.

En una revisión de 250 expedientes médicos de pacientes en cinco clínicas diferentes en Puerto Rico, se observó que el 60.8 por ciento padecía de dislipidemia, casi un 50 por ciento tenía problemas de consumo excesivo de alcohol y casi un 40 por ciento sufría de hipertensión. Esto significa que el sobreviviente del sida necesita, además de manejar su condición, recibir apoyo en cuidado para que estas otras situaciones médicas no le pongan en riesgo de desarrollar otras enfermedades”.

Los riesgos para la persona que vive con VIH de manera prolongada incluyen, además del virus en sí mismo, los efectos del tratamiento a largo plazo (por la toxicidad de los medicamentos) y los factores sociales que maneja el paciente (que incluyen, además de los ya descritos, la obesidad, la enfermedad renal y hasta la pobreza).

“Cerrar la brecha entre el VIH, los factores clínicos y los problemas sociales permitirán que el adulto mayor que vive con VIH pueda manejar con mayor efectividad el doble estigma que enfrenta: por ser un adulto mayor y por su condición de salud”, aifrmó Meléndez-Rivera.  “Nosotros, como proveedores de cuidado médico, tenemos que reconocer este cuadro complicado y desarrollar, junto con el paciente, estrategias efectivas para que esa vida sea lo más productiva y saludable”.

###

Sobre Centro Ararat, Inc.:

Centro Ararat es una organización sin fines de lucro, fundada en 2001. Actualmente, opera cuatro clínicas de medicina primaria y preventiva, ubicadas en Ponce, San Juan, Juana Díaz y Arecibo. Además, cuenta con dos clínicas especializadas: la Clínica de Salud Sexual, que se concentra en esfuerzos de educación y prevención de infecciones transmitidas sexualmente (ITS), y la Clínica Translucent, que ofrece cuidado primario integrado de salud para personas transgénero. Con un enfoque vanguardista e inclusivo, que considera factores biopsicosociales, Centro Ararat brinda servicios de salud en un ambiente que respeta y promueve la libertad y la dignidad del ser humano. fffffffff

Share Button