ULTIMA HORA

Empecemos por aquí: El voto revocatorio

Por Antonio A: Camacho-Abogado :

Por falta de liderazgo y dualismo cívico, los líderes legislativos y ejecutivos han fracasado. Por ejemplo, el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) aboga por la independencia, pero ¿Qué implica la independencia?; el Partido Nuevo Progresista (PNP) aboga por la estadidad, pero ¿Qué implica la estadidad?; y el Partido Popular Democrático (PPD) aboga por mantener un Estado Libre Asociado (ELA) como bastardo político de Estados Unidos (véase la junta fiscal impuesta por EE.UU, y  los derechos plenarios del Congreso sobre P.R).  Por ende, ahora más que nunca, necesitamos un cambio.    

            Amigos, compañeros, compatriotas, en una sociedad democrática, el poder decisivo está en el poder electoral. Un poder que además de elegir sus candidatos políticos, tiene el poder para destituirlo.

            El voto revocatorio es una manera democrática para destituir a cualquier funcionario público. Por medio de un referéndum, y luego de haber pasado la mitad del término, la población electoral podrá destituir a cualquier funcionario público y llamar a otras elecciones generales. ¿Te gusta este poder democrático? ¿Te gustaría ejercerlo?

            Las constituciones de Dakota del Norte, California, entre otras, autorizan el voto revocatorio. ND Const. Art. III §10; Cal. Const. Art. II, § 13-19. Con un déficit de $38 billones, una economía estancada, en California, en el 2003, el voto revocatorio removió al gobernador Gray Davis. Katharin Q. Seelye, Editorial, The California Recall: The Governor; for Gray Davis, Great Fall from the Highest Height, N.Y. Times, Oct. 8, 2003 at http://www.nytimes.com/by/katharine-q-seelye (last visited Nov. 9, 2016).   

            La democracia es acción social. La democracia es un contrato cívico entre los gobernantes y los gobernados. Por ende, si un líder político, luego de un término razonable no trabaja para el bienestar de los ciudadanos, el País debe convocar a unas elecciones revocatorias. ¡No esperen que los síntomas se conviertan en enfermedad! Cuando la misma es una enfermedad, ya es muy tarde. 

            La democracia es un verbo, y para cambiar el sistema socioeconómico, toca enmendar la constitución de ELA. Demanda a tus nuevos alcaldes, representantes y senadores que convoquen una asamblea legislativa y así añadir este derecho democrático. Así como California y Dakota del Norte, Puerto Rico lo puede hacer. ¡Empecemos por aquí! ocked

Share Button

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos requeridos estan marcados *

*