Las cuatro claves para salir de las ‘deudas navideñas

tarjetas-de-credito

 

 

 

La navidad es sin duda la época más hermosa del año, pues es el momento donde tenemos la posibilidad de dar un freno a nuestras rutinas y celebrar junto a nuestros familiares y seres queridos. Las calles se alumbran de luces multicolor, el espíritu generoso para los necesitados aumenta, y los cánticos navideños inundan las ondas sonoras en las calles.
Sin embargo, es lamentable que después de desarmar el árbol navideño, abrir los regalos, y acumular varios kilos de más con los banquetes diarios, también acumulamos más y más deudas que nos hacen comenzar el año en una coyuntura negativa para lograr libertad financiera en el próximo año.
Las deudas navideñas no generan ruina financiera por sí solas, sino la manera como las administramos. El problema es que unos cuantos “copos de nieve” se pueden volver en una “avalancha” de gastos sin control.
Lea también: ¿Cuánto dinero gastarán los colombianos en regalos de Navidad?
Las tarjetas de crédito tienen que ver mucho con el problema, ya que son el principal medio de pago de nuestras compras, y las altas tasas de interés convierten rápidamente un pequeño pasivo en una deuda insostenible. En EE.UU, el promedio de deuda navideña por persona es de casi mil dólares, pero esto se puede convertir rápidamente en dos mil o tres mil dólares en pocos meses, pagando el triple de lo que usted se ahorró en las promociones, por una mala administración de sus deudas.
Por lo tanto, es fundamental que usted siga las siguientes recomendaciones para lograr salir de las deudas de esta temporada, y comenzar el año con libertad financiera.

En primer lugar, defina su pasivo total acumulado durante la temporada. En otros términos, sume el total de dinero que debe, incluyendo gastos en las tarjetas de créditos, préstamos, y gastos acumulados como renta, cuota del carro, o matriculas de los colegios de sus hijos, entre otros. No sirve de nada tener una intención de salir de nuestras deudas sin tener claridad sobre el total de nuestras deudas.
En segundo lugar, realice un plan de pago en el corto plazo. Idealmente usted debería salir de todas sus deudas navideñas en enero, pero si le queda difícil, ponga como fecha límite el 31 de marzo, es decir, el final del primer trimestre. Si no logra salir de estas deudas en este tiempo, usted muestra síntomas de una gran deficiencia en sus finanzas personales, además de exponerse a un alto riesgo que sus deudas se vuelvan insostenibles.
En tercer lugar, busque generación adicional de ingresos. Cuando estamos atentos a nuevas oportunidades con el fin de eliminar estas deudas, las oportunidades llegan. Ya sea con algún trabajo o proyecto extraordinario, vendiendo cosas innecesarias que acumuló durante la época de fiestas, o invirtiendo en un nuevo negocio, logre una nueva generación de ingreso.
En cuarto lugar, renueve sus hábitos para la próxima navidad. Eso implica que usted cambie la manera como se ha venido comportando financieramente en todas sus navidades pasadas, y por el contrario, trabaje con tiempo y estratégicamente para lograr que la navidad la pueda disfrutar verdaderamente estando libre de deudas. Para esto es necesario definir un presupuesto de acuerdo a sus capacidades, realizar donaciones y regalos realistas con dichas capacidades, ser estratégico en sus compras aprovechando promociones durante todo el trascurso del año, y finalmente, utilizar su tarjeta de crédito como si fuera tarjeta débito o efectivo.
Es el momento que la libertad financiera en su navidad no sea un cuento del “polo Norte”, sino una realidad beneficiosa para que disfrute al máximo este tiempo con sus seres más queridos.

Share Button

CLOSE
CLOSE