NSF otorga subvención al RUM para incentivar la investigación a través del emprendimiento

 

Foto Suministrada Prensa R.U.M.

 

Un grupo de investigadores del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) recibió una subvención de la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF) con el fin de expandir las oportunidades de aprendizaje de los estudiantes subgraduados a través de la investigación y el emprendimiento.

La propuesta HSI Conference: Accelerating the Impact of HSI STEM Education and Research on Innovation Ecosystems, recibió $ 100 mil de la NSF, para el periodo que cubre desde el 15 de enero hasta el 31 de diciembre de 2018, según explicó el doctor Rodolfo J. Romañach, investigador principal y catedrático del Departamento de Química del RUM.

El proyecto aspira a motivar a los alumnos a explorar el potencial comercial en ese proceso investigativo, en el que podrán beneficiarse del ecosistema empresarial que se ha consolidado en el Recinto, gracias a diversas iniciativas que fomentan la innovación.

Con ese fin, se desarrollarán talleres y herramientas didácticas que integrarán estos conceptos y servirán de guías educativas para beneficio de la Universidad de Puerto Rico (UPR), así como otras entidades de educación superior del país, consideradas como Hispanic Serving Institutions (HSI). Los resultados se darán a conocer en una conferencia de la que será anfitrión el recinto mayagüezano de la UPR el próximo 8 y 9 de noviembre.

“La idea es usar este concepto en el que una persona emprendedora tiene toda esta gama de posibilidades y todos estos lugares donde los pueden ayudar, no solamente para empresas, sino también para la investigación. No tiene que limitarse tampoco al laboratorio, puede ser, por ejemplo, sobre cómo llevamos algo del laboratorio al mundo comercial. De esa manera, podemos conseguir más mentores, quienes no tienen que ser profesores, sino representantes de la industria, personas que están empezando o que ya tienen un negocio establecido. Lo que queremos es usar esa red para que la universidad tenga más impacto en nuestra sociedad”, reiteró el doctor Romañac. Por su parte, la rectora interina del RUM, Wilma Santiago Gabrielini, exaltó la gesta del colectivo, ya que es cónsona con la ruta trazada por la institución para impulsar estos conceptos empresariales como agentes de cambio.

“Con esta relevante asignación de fondos de la NSF, nuestros investigadores podrán crear valiosos instrumentos de enseñanza que se podrán incorporar a nuestros currículos, y se traducirán, además, en oportunidades de potencial comercial con beneficios para la experiencia que adquieran nuestros estudiantes y para la economía del país”, apuntó.

El catedrático de Química destacó que también tendrán a su cargo un foro de educación empresarial, entre algunas de las actividades con las que aspiran a desarrollar la iniciativa y que se documentarán en una página electrónica. A su juicio, uno de los aspectos más innovadores es la posibilidad de multiplicar la cantidad de personas que ayuden al estudiante en su proceso investigativo.

“Eso implica, por ejemplo, que si realizo un tipo de investigación, que yo pueda conocer al resto de las personas en Puerto Rico que hacen ese mismo tipo de trabajo. De igual forma, tener acceso a las empresas que se nutren de nuestra investigación y que contratan a mis estudiantes cuando se gradúan; a quienes nos venden reactivos para ese estudio y así por el estilo. Se trata de conocer mejor el entorno y conseguir más mentores para desarrollar la investigación mejor porque sé para dónde va, qué pasa y quién la usa. Esa es la idea fundamental”, detalló el catedrático de Química, a la vez que agregó que ese tipo de colaboraciones entre las universidades y la industria es lo que la NSF pretende impulsar.

El doctor Romañach afirmó que ya el RUM cuenta con toda una red de apoyo, cuya labor es incentivar, apoyar a nuevos empresarios y entusiasmar a los jóvenes a ser más emprendedores, por lo que esperan utilizar ese ecosistema para obtener mayores oportunidades investigativas y más mentores que asistan a los alumnos de bachillerato en su proceso.

“La idea es que reconozcamos que la investigación no es solamente de ciencias, tecnología, ni de matemáticas, sino también es de las personas de empresas, queremos unirnos todos. Si un profesor sabe el contexto de su investigación, sabe que puede tener un potencial comercial y conoce las personas que pueden lograr ese impacto, pues es mucho más efectiva, puede conseguir fondos más fácilmente y justificarlo mejor”, puntualizó.

El equipo está compuesto además por los doctores José E. Lugo, de Ingeniería Mecánica; K. Stephen Hughes, de Geología; Ubaldo M. Córdova, de Ingeniería Química; Alesandra C. Morales Vélez, de Ingeniería Civil; así como Moraima De Hoyos Ruperto, y José I. Vega Torres, de Administración de Empresas.

 

Share Button

CLOSE
CLOSE