ULTIMA HORA

¿Por qué no hay anticonceptivos para hombres?

 

hombresFoto Archivo

 

Por años, los métodos anticonceptivos disponibles han sidogeneralmente responsabilidad de la mujer.
Una nueva hormona inyectable que frena la producción de esperma estuvo cerca  decambiar esa ecuación. Sin embargo, a tres años de iniciados los ensayosclínicos, los investigadores acordaron terminar el estudio de manera abrupta,citando potenciales efectos secundarios en los hombres que formaban parte del estudio, lo cual ha generado varias críticas.
El método desarrollado, que involucra a una inyección de testosterona yprogestina cada ocho semanas, fue probado en 320 hombres en siete países. La prueba funcionó mayormente. Pero los participantes en el ensayo también  reportaronacné, dolor, aumento del deseo sexual, cambios en el humor y depresión. Losúltimos cuatro síntomas hicieron que se detuviera  el estudio clínico.
La decisión de detener el estudio ha provocado una reacciónnegativa. Algunos expertos en ética y defensores de los consumidores dicen querepresenta un doble estándar. Citan evidencia de que ciertos métodos de  contracepción femeninatambién puede ser relacionada con depresión y otros efectos secundarios.Argumentan que los hombres han sido protegidos de las mismas desagradablesconsecuencias que las mujeres son forzadas a aceptar.
Para los hombres, solo condones
Este estudio, que comenzó en el 2008, es parte de unesfuerzo mayor para desarrollar una forma de control hormonal de la natalidadpara los hombres. A diferencia de las mujeres, que pueden elegir entre unaserie de opciones -pastillas, parches, DIU y los implantes, por nombraralgunos, los hombres que buscan el control de la natalidad temporal sólo puedenrecurrir a los condones.
Más del 75 por ciento de los hombres quecompletaron el ensayo clínico dijeron que usarían ese método hormonal  si estuviera disponible para elpúblico.

Pero también hubo 20 participantes que lo dejaron por susefectos secundarios. Uno se suicidó, aunque los investigadores, citando loscomentarios de la familia del individuo, concluyeron que probablemente fue por otros factores no relacionados.
Debido a las preocupaciones sobre la seguridad, lainvestigación sobre este régimen de drogas en particular no continuará, dijoDoug Colvard, coautor del estudio y subdirector de programas de la organizaciónde investigación sin fines de lucro CONRAD en la Eastern Virginia MedicalSchool.
“Fue decepcionante para todos cuando el estudio tuvo que serdetenido”, dijo. “Hubo personas que pensaron que fue justificado, y otras quepensaron que el estudio no debía haber sido detenido”.
¿Qué causó depresión en los hombres?
Desafortunadamente, no lo sabremos. Eso se debe en parte a que el ensayo clínico se detuvotempranamente e incluyó una muestra relativamente pequeña de hombres. Dada la falta de información, es difícil sacarconclusiones sobre cómo la droga podría afectar la salud mental de los hombres.
Dicho esto, no sería sorprendente que la droga tuviera algoque ver con estos efectos secundarios, dijo Jennifer Gunter, ginecóloga y obstetra de San Francisco. Se sabe que la testosteronacausa acné y aumenta el deseo sexual, y es un esteroide anabólico, que a menudo causa problemas en el estado de ánimo.
Pero, por otro lado, es totalmente posible que algunas delas consecuencias negativas hayan sido causadas por factores distintos a lainyección misma, señaló Chelsea Polis, investigadora científica senior delInstituto Guttmacher, que se enfoca en salud reproductiva y políticas de salud.
Las mujeres también se deprimen
¿Las mujeres con control de natalidad hormonal no  tienen efectos secundarios relacionados con la salud mental?
Muchas mujeres dicen que tomar pastillas anticonceptivas las lleva a la depresión o cambios dehumor. Pero no hay investigaciones sobre este punto, aunque un estudio publicado enseptiembre reportó que existiría un vínculo entre la depresión y la píldora en las adolescentes.
Los  científicos adviertieron que la relación es apenascausal. Ese estudio, muchos han señalado, midió un aumento bastante pequeño enla depresión, cuyo origen podría confundirse también con otros factores.
Comparar el estudio interrumpido de los hombres con lo quesabemos, o no sabemos, acerca de cómo la anticoncepción hormonal afecta a lasmujeres no es realmente factible, dijeron expertos.
¿Seguirán buscando la “píldora” para hombres?
Todavía hay investigaciones en curso para desarrollar unaopción hormonal, señaló Colvard. Y muchos investigadores dijeron que esteensayo proporciona una visión potencialmente útil.
Por ejemplo, investigaciones futuras podrían estudiar dosismás pequeñas, dijo Cora Breuner, pediatra de Seattle que preside el comité deadolescentes de la Academia Americana de Pediatría. Cuando se desarrolló elcontrol de la natalidad femenina por primera vez, los investigadores comenzaroncon dosis de 50 microgramos, antes de bajarla hasta 20 recordó Breuner quien no participó enel estudio.

Share Button

CLOSE
CLOSE