Senadoras del PNP unidas en reclamo de ‘Igual paga por igual trabajo’

 

senadoraFoto Archivo

 

 

Las Senadoras del Partido Nuevo Progresista (PNP) se unieron en su respaldo a una medida que busca erradicar en Puerto Rico el discrimen salarial existente entre empleados del sector público y privado por razón de sexo.
Las Senadoras Itzamar Peña, Margarita Nolasco, Zoé Laboy y Nayda Venegas recalcaron la necesidad que existe de equiparar la mujer con en el hombre en el mundo laboral.
«Una vez más, nuestro Gobernador, Ricardo Rosselló, demuestra con la acción, el respeto y reconocimiento a la mujer puertorriqueña, así como su importante aportación a la sociedad. Ya es hora de que se derrumbe la muralla del discrimen y la desigualdad en contra de la mujer. Lo importante de esta pieza legislativa es que establece parámetros para lograr que se cumpla con el mandato de igual paga por igual trabajo. Llegó el momento de hacer realidad en Puerto Rico el verdadero respeto a la mujer», sostuvo Peña quien además es la Presidenta de la Organización de Mujeres Progresistas.
Se trata del Proyecto de la Cámara 9, el cual busca crear la «Ley de Igualdad Salarial de Puerto Rico», a los fines de establecer una política pública enérgica y vigorosa que permita a la mujer puertorriqueña alcanzar la igualdad en remuneración económica con el hombre.
La Comisión de Asuntos Laborales de la Cámara de Representantes, la cual preside el representante Ángel Peña, celebrará este próximo viernes una vista pública sobre la medida. Se espera que el Senado haga lo propio la próxima semana.
La senadora Nolasco expresó que respalda la iniciativa del Gobernador de promover justicia salarial, especialmente a las mujeres, quienes en muchas ocasiones devengan salarios inferiores a los de sus compañeros del sexo masculino, aún cuando realizan tareas similares, en escenarios similares.
Nolasco afirmó que cree en el Proyecto que crea la «Ley de Igualdad Salarial de Puerto Rico» porque, «aún cuando en el pasado se ha legislado para promover la política pública de igual paga por igual trabajo, la realidad es que en la práctica no se ha adelantado mucho, ya que continúa observándose la disparidad salarial entre hombres y mujeres que realizan tareas similares. La nueva ley le dará garras al Secretario del Trabajo para, además de promover, pueda implantar realmente la justicia salarial en Puerto Rico».
Por su parte la senadora Zoé Laboy sostuvo que, «este proyecto reconoce que es hora de terminar con la desigualdad salarial que existe entre los hombres y las mujeres.  Esta es una prueba más de que las ramas ejecutiva y legislativa estamos trabajando de forma concertada para mejorar las oportunidades y condiciones laborales y eliminar el discrimen por razón de género en todas sus manifestaciones. Agradezco al señor Gobernador por dar un paso firme y contundente en favor de la mujer puertorriqueña».
Mientras que Nayda Venegas, Senadora por el Distrito de Carolina, afirmó que «la mujer del siglo XXI ha evolucionado según los tiempos, levantando a sus familias con el salario mínimo o menos. Y ha llegado el tiempo que se nos haga justicia de igual paga por igual trabajo».
El proyecto delinea clara y detalladamente, los contornos bajo los cuales se puede llevar a cabo una conducta de discrimen salarial por razón de sexo por parte de un patrono contra un empleado. Con ese objetivo en mente, se adoptan los criterios establecidos en la ley federal «The Equal Pay Act» de 1963, también conocida como Equal Pay for Equal Work. En específico, se prohíbe el discrimen salarial por razón de sexo en trabajo comparable que requiera igual destreza, esfuerzo y responsabilidades bajo condiciones de trabajo similares.

Share Button