Tribunal le da la razón al Municipio de Vega Alta ante la demanda contra el DRNA y DRD por lA masacre ambiental en el Balneario de Cerro Gordo

El alcalde de Vega Alta, Oscar ‘Can’ Santiago Martínez, se mostró satisfecho de la determinación de la jueza Sarah Rosario Morales, del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón, quien denegó desestimar la demanda presentada por el Municipio y varios ciudadanos contra los secretarios del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales y Recreación y Deportes por la masacre ambiental causada por la masiva poda y corte de árboles, palmeras y uveros en la zona donde se practica el deporte de ‘mountain bike’ en el Balneario de Cerro Gordo.
«Al pueblo de Vega Alta, a los usuarios de dicha zona, a los deportistas y a todo el pueblo, mi compromiso es que este desastre causado por ambas agencias no puede quedar impune, por eso hemos tenido que acudir a los tribunales y el próximo jueves 15 y viernes 16 de octubre serán las vistas en su fondo», detalló el alcalde.
En la demanda, el Municipio reclama que se declare la ilegalidad de las actuaciones de ambas agencias DRNA y DRD, que se prohíba la tala de árboles y palmas en dicho Balneario. Además se solicita un plan de reforestación del área. «Allí habían palmeras y árboles adultos y tomará muchos años que volvamos a ver esa zona como estaba previamente. Fueron más de 1,000 unidades que talaron de manera inmisericorde», aseguró Santiago Martínez.
Esta semana hubo una vista pública de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, donde las agencias del gobierno central detallaron la contratación de dos compañías privadas de Estados Unidos para que talaran los árboles de distintas especies, tamaños y condiciones saludables en el sector playero vegalteño. El alcalde mencionó además que  la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), se expresó sobre la tala de árboles y palmas en Cerro Gordo afirmando que habrían otorgado fondos para un proyecto junto al Departamento de Recreación y Deportes (DRD) que cubría la tala de solo 14 árboles.
El oficial de asuntos externos de FEMA en Puerto Rico, Juan Andrés Muñoz, detalló el alcance de los trabajos propuestos por el DRD, que abarcaba la remoción de material vegetativo de 14 ramas colgantes en árboles y 14 árboles inclinados «que el solicitante identificó como dañados por el huracán María».  Sin embargo, según un conteo publicado en la página de ciclistas «Cerro Gordo Mountain Bike Trail», el total de palmas y árboles cortados en toda el área es de 566.  En la vista pública en El Capitolio, la secretaria del DRD admitió que la tala supera las 1,000 unidades.

Share Button