Vega Alta exige nueva escuela

 

 

AlcaldeVegaAltaEscuela

 

 

Padres y otros integrantes de la comunidad escolar del Barrio Maricao de Vega Alta llegaron ante la sede del Departamento de Educación (DE) para denunciar las condiciones de nuestro plantel y exigir la construcción de una nueva escuela, en vista de que la Segunda Unidad Adelaida Vega, fundada en el año 1897, está en pésimo estado físico, con problemas de grietas, desplazamiento del terreno y convergencia de aguas residuales y del subsuelo.

«Ya hace más de un siglo que el plantel ha estado sirviendo a nuestra gente y el mismo ha ido cediendo a los embates del tiempo, al desinterés del gobierno y al abandono de la agencia. Nosotros llevamos muchos años haciendo nuestros reclamos al Departamento de Educación, en administraciones de distintos partidos. Muchas generaciones de vegalteños han recibido educación de calidad en esta escuela y han hecho grandes aportaciones a nuestro pueblo y nuestro país y ahora que circulan  amenazas de recortes fiscales y que tanto se habla de austeridad y reorganizaciones, tiene que haber excepciones para lo que le ha servido bien a nuestra sociedad. La inversión en la infraestructura educativa es fundamental para el desarrollo presente y futuro de nuestro país y a la educación no podemos regatearle prioridad. Una nueva escuela es lo que estamos exigiendo», declaró Serapio Laureano, maestro retirado y presidente de la entidad sin fines de lucro Comunidad Unida Pro Escuela Nueva (CUPEN).

Laureano, quien además presidió la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), añadió que a través de los años se han construido aulas adicionales en la escuela, de manera desordenada, lo que, a su entender, ha generado una serie de problemas administrativos, de organización y de control de los grupos. Concretamente, la escuela sufre de problemas de manejo de aguas residuales pues no hay sistema de alcantarillado, sistema de energía eléctrica deficiente, grietas en los pisos y paredes, así como humedad y desniveles en el terreno. La situación es tan grave que ocasiones, las puertas no puedes abrirse adecuadamente debido a los desniveles en el suelo y marcos.

El alcalde de Vega Alta, Oscar ‘Can’ Santiago, quien además de ser el primer ejecutivo del pueblo, es también un producto de esa escuela y miembro de la comunidad, acompañó al grupo de padres y maestros, solidarizándose con sus reclamos. «Esta es una lucha que se lleva desde hace casi 20 años. El plantel sirve a una matrícula de 400 estudiantes de los Barrios de Maricao, Mavilla y Candelaria. Estos dos últimos barrios son los más lejanos del casco urbano. Además, el 25% de los estudiantes matriculados están acogidos al Programa de Educación Especial y necesitan unas facilidades adecuadas». El alcalde presentó a la prensa prueba de las gestiones que se han hecho desde el año 2010, cuando la Secretaria del DE era Odette Piñeiro. «Eso era cuando Luis Fortuño era gobernador, hace dos cuatrienios ya. Esta comunidad realmente está necesitada de nuevas facilidades».

Como parte de la documentación sometida a la prensa, hay un documento del año 2013 sometido a la Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas Públicas (OMEP), donde se estima que las reparaciones en dicha escuela, para mitigar los problemas estructurales, de seguridad y canalización de aguas subterráneas, ascendían a unos $4,000,000 (cuatro millones de dólares). «La verdad es que si en el pasado se hubieran ejecutado las medidas adecuadas, no tendríamos la escuela en tan pésimas condiciones, pero dichas reparaciones no se aprobaron y la realidad actual demanda una escuela nueva. Todos sabemos la situación fiscal, pero yo quisiera que las personas que piden recortes, que vayan y vean las condiciones actuales de la Segunda Unidad Adelaida Vega. Precisamente la pasada semana enviamos un camión para el tratamiento al pozo séptico, que se llena constantemente por el problema de las aguas subterráneas. Y eso no se soluciona con un vaciado del pozo», argumentó el alcalde vegalteño.

Por su parte Laureano señaló que en el año 2011 se construyeron dos nuevos salones que ya tienen deficiencias estructurales y los salones antiguos con mayores problemas de agrietamiento en pisos y paredes fueron demolidos y sustituidos por vagones. Para abril del 2013, el actual senador de distrito Ángel Martínez Santiago sometió la Resolución Conjunta del Senado 109, para ordenar a la Autoridad de Tierras (AT) a ceder por $1 (un dólar) un terreno con una cabida de 8 (ocho) cuerdas en el mismo Barrio Maricao, colindantes con la carretera PR #678, que bien podían usarse para la construcción de una nueva escuela. Dicho predio tendría espacio suficiente para los salones, áreas recreativas y hasta para labores de huertos agrícolas y empresarismo agrario, tan vitales en estos tiempos.

Los récords en la Cámara de Representantes evidencian que la Resolución Conjunta de la Cámara 1151 fue sometida a los mismos fines que la medida senatorial de Martínez Santiago, sin resultados concretos pues recibió un veto de bolsillo del Hon Luis Fortuño. «Tan reciente como el cuatrienio pasado, la Comisión de Educación de la Cámara de Representante, presidida por la Hon. Brenda López de Arrarás, realizó vistas públicas, pero sin ninguna consecuencia pues le refirieron el problema al DE cuyo secretario nada hizo.  A nuestra comunidad escolar nos parece que tenemos ya suficientes resoluciones, vistas, declaraciones y estudios. La Segunda Unidad Adelaida Vega está en unas condiciones que son una vergüenza para la Región Escolar de Arecibo, el Departamento de Educación y Puerto Rico entero. Si queremos echar a este país adelante, hay que invertir en la educación. Todo el mundo ve en la prensa los millones que se desperdician en frivolidades, mientras nuestros estudiantes carecen de las condiciones mínimas para recibir un proceso educativo rico en experiencias y en un ambiente tranquilo. Por eso estamos aquí para dejarle saber directamente a la Secretaria de Educación cual es la posición y el deseo de los padres, maestros y estudiantes de nuestro plantel, pero sobre todo que no estamos dispuestos a que se nos trasladen nuestros estudiantes y mucho menos que perdamos nuestra escuela. .

El Alcalde recibió recientemente una documentación del DE sobre el cierre de escuelas, donde se le solicita que comente las mismas o someta propuestas. «Yo estoy agradecido de la iniciativa de la Dra. Julia Keleher, pero tengo que ser sincero con ella y solicitarle atención directa y urgente en el caso de Vega Alta. Yo estoy seguro que no hay ninguna otra escuela de Puerto Rico con problemas tan graves como los que tiene la Segunda Unidad Adelaida Vega. Como tenemos cerca de 400 estudiantes en este plantel, el traslado a otras aulas no es viable, porque son estudiantes de los barrios más lejanos al centro urbano escuela.

Share Button