Alcalde alega que no ha despedido a ningun empleado

 

OscaSantiagoAlcaldeVegaAlta7Foto Archivo

 

El alcalde de Vega Alta Oscar ‘Can’ Santiago desmintió las alegaciones del presidente de la Legislatura Municipal Carlos H. Malavé, quien alega el despido de empleados públicos municiples. «Como el señor Malavé es uno de los siete u ocho candidatos que aspiran a presidir su partido en Vega Alta, utiliza su posición para hacer campaña política, cometiendo el grave error político y moral de mentirle al pueblo vegalteño. La gente está cansada de la politiquería. Por eso hoy ocupo la alcaldía, porque soy un servidor público y no un político», declaró el Alcalde.

Sobre las expresiones contra la administración municipal, Martínez aseguró que «es falsa la alegación de que se han despedido cuarenta (40) empleados públicos. A quienes no se les renovó el contrato fue a diez y nueve (19) empleados transitorios, por la situación fiscal que estamos viviendo, causada por la eliminación de subsididos por el gobierno central. De hecho, hemos estado indentificando distintas propuestas no relacionadas al presupuesto municipal y tan reciente como el pasado viernes se llamó a dos de esas personas para entrevista», aseguró el Alcalde.

«Es bueno recordarle a Malavé que si alguien rechaza el discrimen político es este servidor, que ha laborado por 21 años en este Municipio con alcaldes de ambos partidos y tengo excelentes relaciones con todos los empleados municipales que han sido y son mis compañeros», añadió Santiago. Según datos oficiales de la administración municipal vegalteña, al final del cuatrienio pasado el saliente alcalde Isabelo Molina dejó 80 transitorios sin contrato, de los cuales 31 fueron reclutados por el actual alcalde, 7 no interesaron en trabajar y 42 habían sido declarados no indispensables, por la pasada administración. De los 72 empleados que tenían dispensa, sus contratos fueron renovados en marzo pasado y nuevamente en junio, mientras la realidad fiscal lo permitió.

«Los que recluté lo hize por sus capacidades, sin cuestionar si eran activistas o no de cualquier partido. Malavé debe saber muy bien este caso, puesto que fue parte integral de la pasada administración novoprogresista señalada por la Oficina del Contralor por mantener abusivamente a los empleados transitorios por años y años sin darles permanencia», aseguró el Alcalde. Finalmente, Santiago Martínez solicitó a Malavé que concentre sus esfuerzos en presentar soluciones y alernativas realistas a la situación fiscal del Municipio.

«Hasta el momento lo único que han hecho es aumentarse el presupuesto en $42,000 para satisfacer sus caprichos. Con esa cantidad se podía tener 5 empleados transitorios de 5 horas al servicio del pueblo. Por otro lado, este servidor eliminó plazas de confianza, bajando salarios de los mismos, consolidando funciones e incluso, bajando mi propio salario en 6% este año fiscal. El pueblo vegalteño nos está evaluando a todos y en su momento emitirá su juicio. Yo seguiré trabajando todos los días con el mismo amor y compromiso», finalizó Santiago.

Share Button