ASOCIACION DE COMERCIANTES AL DETAL, CONTENTOS CON LA CANCELACION DE IMPUESTO EN PONCE

 

Foto Vía Facebook

 

La Asociación de Comercio al Detal de Puerto Rico (ACDET), entidad que representa a sobre 150,000 trabajadores en el sector al detal en el país, agradeció la determinación del Municipio de Ponce de detener un aumento al impuesto a la propiedad mueble ya que tendría un efecto adverso en estos negocios, elevando aún más los costos para operar y limitando su funcionamiento.

«Aplaudimos esta acción del Municipio de Ponce que le brinda un alivio a los comercios al detal y esperamos que otros municipios emulen este ejemplo», manifestó dijo Lymaris Otero, Directora Ejecutiva de ACDET. «En ACDET nos acercamos a varios alcaldes cuando comenzó la serie de propuestas y aumentos en los impuestos municipales a las patentes y a la propiedad mueble e inmueble como resultado de los fondos que el gobierno central le quitó a los municipios. La única que entendió el impacto nefasto que este tipo de imposición tiene sobre el comercio al detal fue la alcaldesa de Ponce, «Mayita» Meléndez y por eso agradecemos este gesto».

Explicó además que Meléndez se comprometió a no aumentar las patentes municipales y a derogar el impuesto a la propiedad inmueble, y que sería más efectiva con las tasaciones de las propiedades para recaudar fondos que el gobierno central le había eliminado. «Así como denunciamos cuando los alcaldes establecen impuestos sin medir las consecuencia que esto tienen en los negocios que generan actividad económica en sus pueblos, ahora es justo que aplaudamos cuando se hace algo bien. Se lo agradecemos públicamente», añadió Otero.

Debido a que Puerto Rico es una isla, se le exige a los comercios al detal mantener grandes inventarios ya que a diferencia de otros lugares, no se le puede enviar mercancía de manera inmediata por carretera. Al aumentar los impuestos a la propiedad mueble, los comercios al detal tienen que pagar más por sus inventarios, lo que eleva sus costos de hacer negocios en Puerto Rico, el consumidor paga más caro y se deteriora la distribución del ingreso.

En 2014 los ingresos totales municipales en Puerto Rico alcanzaron los $3.1 mil millones. De ese total, $358 millones fueron de equipos e inventarios o 11.4 por ciento. En el mismo año, los ingresos por impuestos a las ventas fueron de $ 251.5 millones o 8%. Debe abolirse el impuesto sobre inventarios y equipos.

Share Button