ULTIMA HORA

Estudiantes de Plantificación colaborarán en desarrollar planes sostenibles para la preservación del patrimonio cultural de la Isla

Un acuerdo colaborativo entre la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPR-RP), y el Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación permitirá que los estudiantes del primer centro docente del país desarrollen planes sostenibles que contribuyan a la preservación del patrimonio cultural de la isla. 

Esta novedosa alianza hará posible que los estudiantes de la Escuela Graduada de Planificación adquieran experiencias en sus respectivas áreas de estudio mientras apoyan los esfuerzos del Programa de Innovación del Patrimonio Cultural del Fideicomiso. Además, permitirá que los universitarios diseñen una guía de preparación, respuesta, mitigación y recuperación ante desastres naturales. 

El propósito de esta colaboración es colocar los cimientos de una plataforma académica-investigativa, para atender la necesidad de una planificación sostenible y preservar las colecciones con contenido artístico, estético, cultural, histórico, que son parte del patrimonio tangible e intangible de Puerto Rico. 

«La idea del proyecto es que el programa que trabaja con patrimonio- que incluye lo cultural, estético e histórico- pueda nutrirse del conocimiento de nuestros estudiantes para, poco a poco, establecer lo que llaman una ‘inteligencia’ dentro del Fideicomiso», explicó Norma Peña Rivera, directora de la Escuela Graduada de Planificación de la UPR, ubicada en el recinto riopedrense. 

De acuerdo con Peña Rivera, esta iniciativa permitirá que el Programa de Innovación del Patrimonio Cultural «expanda su capacidad de análisis espacial», estudio de los componentes que integran los espacios. 

El director del Programa de Innovación del Patrimonio Cultural, del Fideicomiso, el Dr. Johnny Lugo Vega, concurrió con la importancia de este acuerdo. «Nos llena de entusiasmo apoyar a la Escuela Graduada de Planificación en este proyecto que reconoce la importancia de aplicar nuestro modelo de Innovación Cultural Sostenible sobre los activos patrimoniales de Puerto Rico, no solo como un ejercicio académico e investigativo, sino como una alternativa adoptada de las metas de sustentabilidad de la UNESCO del 2030. Con este acuerdo se les ofrece a los estudiantes aportar al desarrollo económico de Puerto Rico, con miradas globales y multidisciplinarias, participando en esfuerzos conjuntos para la conservación de nuestro legado cultural. Ciertamente, este acuerdo es un ejercicio de planificación sostenible».   

La estudiante Andrea Raíces Lugo, quien cursa una maestría en planificación, será la primera alumna en participar de la iniciativa. Como parte del proyecto, la universitaria deberácolaborar en la primera fase de un proyecto de estandarización de datos sobre entidades culturales en Puerto Rico.Asimismo, revisará las listas sobre entidades culturales y desarrollará bases de datos para realizar análisis espaciales. 

Para el doctor Luis A. Ferrao -rector del recinto riopedrense de la UPR- «este acuerdo pone de relieve una vez más la inmensa pertinencia que nuestra institución tiene para la realidad presente y futura de nuestro país, en este caso como salvaguarda del patrimonio cultural, histórico y artístico puertorriqueño, mediante la formación en ese campo de nuestros estudiantes». «Agradezco y felicito a todas las personas responsables de hacer de esta idea una realidad -añadió-, en especial a los miembros del Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación y de la Escuela Graduada de Planificación de la UPR-RP». 

Por su parte, el presidente de la UPR, el doctor Jorge Haddock, afirmó que este proyecto forma parte de las iniciativas de educación y desarrollo de la institución.  «Este acuerdo forma parte de las iniciativas en las que está enfocada la Universidad de Puerto Rico a los fines de desarrollar capacitación y experiencia profesional en tiempo real a nuestros estudiantes, mientras aportan desde diversos sectores a la sociedad. A través del conocimiento, la excelencia, calidad y experiencia que van desarrollando nuestros estudiantes se fomentan servicios de primer orden en beneficio del pueblo y la cultura», destacó Haddock. 

Según la profesora Peña Rivera, el desarrollo de iniciativas como esta toma pertinencia debido a los procesos de recuperación por los que atraviesa la isla. «El campo de la planificación ha existido por los últimos 60 años, pero en este momento de recuperación toma un giro distinto y un rol mayor. Ahora, las agencias deben crear planes para poder justificar y validar los procesos que realizarán para recuperarse», sostuvo. 

Para la catedrática, el proyecto representa una oportunidad de desarrollo para la nueva cepa de planificadores del país, en especial para los que conforman el estudiantado del Recinto de Río Piedras de la UPR.  «El mismo evidencia la importancia y la relevancia de tener una institución, avalada por la sociedad, que trabaje para que logremos mejorar como país. Ese siempre ha sido el propósito de la IUPI», concluyó. 

Share Button