La mayoría de estadounidenses no sabe que los puertorriqueños son tan ciudadanos como ellos

 

 

banderas

 

 

¿Cuál es la nacionalidad de las personas nacidas en Puerto Rico de padres puertorriqueños?

Si no sabe la respuesta a esa pregunta, no es el único. Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses, pero sólo un 43% de los estadounidenses respondieron correctamente en una reciente encuesta de Economist/YouGov. Cerca del 41% dijeron que eran ciudadanos de Puerto Rico, mientras que otro 15% dijeron no estar seguros.

La estadística resalta uno de los retos que enfrenta el Congreso de Estados Unidos en momentos en que considera aprobar un proyecto de ley para enfrentar la crisis de deuda de la isla. El tema no ha sido una prioridad para los legisladores en parte debido a que sus votantes no están al tanto que los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses.

El gobierno de la isla dice que no tiene con qué realizar los pagos sobre su deuda de US$70.000 millones y sus empresas públicas no pueden buscar protección de sus acreedores en las cortes federales de quiebra debido a que no es un estado.

La Cámara de Representantes votará el jueves un proyecto de ley que autorizaría a una junta de supervisión federal a gestionar lo que sería la mayor reestructuración de deuda municipal en la historia de EE.UU. El proyecto de ley se forjó a través de meses de negociaciones entre los legisladores y el Departamento del Tesoro.

El sondeo halló que un reducido grupo de encuestados cree que Puerto Rico debe unirse a EE.UU. como el estado número 51. Sólo 29% apoyaron esa idea. Otro 25% dijo que Puerto Rico debe mantener su estatus actual como territorio federal, mientras que 20% apoyan el hacer que Puerto Rico se vuelva un país independiente. Cerca del 39% de los demócratas que respondieron la encuesta respaldaron el aceptar a Puerto Rico como estado, frente a 25% de los republicanos.

El proyecto de ley que considera el Congreso no autorizaría que se usen fondos federales para ayudar a Puerto Rico. En cambio, le daría poder a una junta supervisora de siete miembros para estabilizar las finanzas de la isla, incluyendo la autorización de una reestructuración de deuda, supervisada por la corte, para cualquiera de las 18 clases de deuda de la isla.

La encuesta mostró poco apoyo a la idea de que el gobierno federal extienda ayuda financiera al territorio, con un 37% en contra y 34% a favor, aunque el sondeo reveló una profunda división por líneas partidistas en esta pregunta. Los republicanos son los más reacios a proveer ayuda financiera, con un 22% a favor y 55% en contra. Los demócratas apoyan el dar ayuda financiera por un margen de 52% a 20%.

EE.UU. le quitó Puerto Rico a España después de la Guerra Hispano-estadounidense de 1898 y el Congreso le dio la ciudadanía a sus residentes en 1917, lo que los hacía elegibles para ingresar a las fuerzas armadas poco antes de la entrada del país a la Primera Guerra Mundial. El país le dio al territorio el derecho a elegir su propio gobernador en 1947.

Los residentes no pagan impuestos federales sobre sus ingresos locales y no pueden votar por presidente, pese a que demócratas y republicanos llevan a cabo primarias presidenciales en la isla. Puerto Rico tiene su propio equipo Olímpico, su propia selección de fútbol y participa independientemente en Miss Universo, concurso que haga ganado en cinco oportunidades.

En 2007, el gobierno de la isla comenzó a emitir certificados de ciudadanía puertorriqueña a aquellos nacidos en la isla o fuera de ella de un padre boricua. La ciudadanía es reconocida por España, que permite que estas personas soliciten la ciudadanía española después de dos años de residencia, en vez del requerimiento tradicional de 10 años.

Share Button