La falta de lubricación femenina: ¿Qué me pasa y cómo puedo arreglarlo?

mujer-de-espalda

 

 

Muchas mujeres no hablan de ello entre ellas, pero en hay un alto porcentaje de mujeres que sufren la falta de lubricación en silencio. La falta de lubricación puede ser un gran problema ya que puede hacer que las relaciones sexuales se vuelvan una pesadilla a causa del dolor que puede provocar la falta de lubricación.
La falta de lubricación también se conoce como sequedad vaginal y es un problema mucho más común de lo que te puedes imaginar ahora mismo. La sequedad vaginal puede afectar a cualquier mujer, sin embargo es después de la menopausia cuando se vuelve más común. Además, afecta también a más de la mitad de las mujeres posmenopáusicas de edades comprendidas entre 51 y 60 años pueden verse perjudicadas por la sequedad vaginal.
Es necesario entender por qué ocurre para poder encontrar el tratamiento adecuado. Primero debes saber que no estás sola y que son muchas las mujeres que sufren la falta de lubricación. Es necesario que des los primeros pasos para recuperar tu confianza sexual, tu calidad de vida y tu estado de ánimo en general.
Lubricación natural
La lubricación natural es producida por las glándulas en el cuello del útero -cuello uterino-, mantiene la vagina flexible y húmeda. La humedad vaginal es ligeramente ácida y esto ayuda a mantener tu salud en buen estado y a evitar infecciones como la candidiasis. Es perfectamente normal que las mujeres noten de vez en cuando un ligero flujo vaginal blanco y espeso.
Durante la excitación sexual las glándulas en la entrada de la vagina producen humedad adicional para ayudar a mantener unas buenas relaciones sexuales. Sin embargo, la cuarta parte de las mujeres de más de 50 años empiezan a tener problemas de sequedad vaginal durante el sexo y otro tanto de mujeres sufre dolores en las relaciones sexuales debido a la sequedad vaginal.

Más causas de la sequedad vaginal
Pero la edad y la menopausia no son los únicos desencadenantes de la sequedad vaginal en las mujeres, hay otros motivos que también debes tener en cuenta para saber si realmente puede que tu sequedad vaginal deba tratarse o prevenirse.
Cambios hormonales
Una de las causas más comunes de la sequedad vaginal es una disminución en los niveles de estrógeno durante la menopausia o la perimenopausia, después del parto o durante la lactancia, de acuerdo con el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG).
Los tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia y la radioterapia a la pelvis también pueden llevar a niveles bajos de estrógeno y una disminución de la lubricación vaginal.
Los medicamentos
Las alergias y medicamentos para el resfriado que contengan antihistamínicos, así como medicamentos para el asma pueden tener un efecto de secado en el interior del cuerpo y causar la lubricación vaginal reducida.
Excitación sexual insuficiente
En algunos casos, la sequedad vaginal puede ser causada por una libido baja o problemas sexuales en la pareja. Los problemas emocionales en la pareja o la falta de deseo sexual hacia el otro puede ser también una causa que justifique la sequedad vaginal.
Productos químicos irritantes
Los productos químicos como jabones, productos de higiene, colorantes y perfumes pueden causar problemas de sequedad vaginal afectando al sexo. Muchas mujeres tienen alergias a los detergentes y jabones. No puede haber irritantes en cosas como la ropa interior o toallas. Los lubricantes y objetos que pueden ser colocados en la vagina, como juguetes sexuales, pueden incluir otros alérgenos.
La ansiedad y el estrés
Los factores psicológicos y emocionales como el estrés y la ansiedad también puede interferir con el deseo sexual y conducir a la sequedad vaginal cuando no se produce la lubricación vaginal normal. Cuando una mujer está con ansiedad o estresada, no hay suficiente flujo de sangre y tendrá sequedad vaginal

Share Button