Piden investigación del FBI para político PNP de Guánica que se tomo foto desnudo

 

SantosSeda Alcalde GuánicaEl senador Martín Vargas Morales, presidente de la Comisión y Descentralización del Alto Cuerpo, puso en tela de juicio la fecha de la renuncia del legislador municipal del Partido Nuevo Progresista en Guánica, Ramón Ramos vinculado a envío de material pornográfico a una menor de 8 años.
«Precisamente ayer hicimos pública la denuncia y no es casualidad su alegada renuncia el día de hoy. Nadie se cree que esa renuncia fue el pasado miércoles. Este es un asunto extremadamente serio de pornografía cibernética y emplazo al Negociado de Investigaciones Federales (FBI) a que se haga cargo de este caso», declaró el senador Vargas Morales. «Un crimen así no puede quedar impune, las fotos están ahí, publicadas en las redes».

El senador apuntó además a la responsabilidad que tiene el ejecutivo municipal de Guánica, Santos Seda. «No hay manera que el alcalde de Guánica se zafe de este escándalo, porque Ramón Ramos es un allegado suyo y además es su portavoz de la mayoría PNP en la Legislatura Municipal de Guánica. Santos Seda no ha abierto la boca, ni siquiera le pidió la renuncia a Ramón Ramos, cuando este asunto lleva semanas circulando en la Alcaldía. Tampoco ha pedido una investigación sobre el uso de computadoras por parte de Ramos. Si Santos Seda no toma acción, es cómplice e igualmente culpable por encubrimiento», abundó Vargas Morales.

El senador, quien hizo las denuncias ayer sábado en su programa que transmite Radio Café de Yauco, informó además a la prensa que «el alcalde de Yauco, Abel Nazario, también tiene su cuota de responsabilidad. Ramón Ramos es un empleado del Municipio de Yauco y debe investigarse el uso de computadoras y equipo por parte de este activista. Ya son muchos los casos de pornografía cibernética que se han probado en los tribunales. Obviamente, este caso no se puede quedar en una renuncia en secreto. Esto hay que investigarlo a fondo», finalizó el senador por el distrito de Ponce, quien también pidió la intervención de la Oficina de Ética Gubernamental (OEG).

Según datos del Departamento de Justicia, el Código Penal de Puerto Rico – Ley Núm. 246-2012, según enmendada, especifica que es penable la comisión de delitos contra los menores: en su Artículo 124, relativa a la seducción de menores a través de la internet o medios electrónicos. También está tipificado como delitos de obscenidad en su Artículo 144, el envío, transportación, venta, distribución, publicación, exhibición o posesión de material obsceno

Share Button