¿Por qué gastamos menos para el Día del Padre que para el Día de la Madre?

corbata

Colaboración de BBC

 

Con los cambios en los roles de género tradicionales y cada vez más padres dedicados a cosas de la casa y al cuidado de sus hijos, sin embargo, “no es sorprendente que se esté poniendo más énfasis en el Día del Padre”, dice Murray.
Agrega que “los comerciantes minoristas están felices por la mayor demanda y aumentan sus promociones para este día, a medida que se incrementa el gasto para esta ocasión”.
Kit Yarrow, una psicóloga del consumo del a Universidad Golden Gate de San Francisco, añade que como los padres de hoy tienen una relación “más emotiva” con sus hijos en comparación con generaciones pasadas, “es más fácil comprarles regalos, porque sus hijos los conocen de manera más profunda”.

 

Si le estás comprando un regalo a tu papá para el Día del Padre este domingo, apuesto a que gastas menos de lo que gastaste para el Día de la Madre.
Con la inminente celebración del Día del Padre, que se festeja el 18 de junio en el Reino Unido, Estados Unidos y más de 70 países -desde Argentina a Zambia-, se espera un auge de ventas en todo el mundo.
Pero aunque cada vez gastamos más para el Día del Padre, la cifra sigue siendo más baja que la del Día de la Madre.
En EE.UU. se estima que se desembolsará un promedio de US$135 por cada padre, según la Federación Nacional de Comercio Minorista (NRF, por sus siglas en inglés).
Y en total se espera que las ventas alcancen los US$15.500 millones.

En contraste, los estadounidenses gastaron US$186 en promedio en sus madres para festejar su día, con un gasto total de US$23.600 millones, de acuerdo con la NRF.
Es decir, un tercio más. Algo que también ocurrió en Reino Unido.
Entonces, ¿por qué gastamos más en nuestras madres?
“Merecen más”
El psicólogo del consumo Lars Perner, de la Universidad de California del Sur, cree que la mayoría de nosotros simplemente considera que nuestras madres merecen más y mejores regalos.
“Hasta cierto punto, sea equivocado o no, las madres son consideradas las que más contribuyen a la casa”.
“La gente suele entender los sacrificios que realizan, los pueden ver. Las mamás tienen un lugar especial en el corazón de la gente, hay una idea especial de qué ofrecen a la familia”, afirma.

Perner agrega que posiblemente los padres estén “menos interesados en gestos de agradecimiento tangibles”.
“Creo que los padres sienten que realmente no necesitan chucherías caras y ostentosas o algo similar al ramo de flores de mamá”, dice.
“No están tan enfocados en los regalos. En general no esperan que alguien se sienta obligado a comprarles cosas materiales”.
Cambio
Pero antes de que millones de padres salten a quejarse de que a ellos sí les gustaría recibir regalos generosos este domingo, el profesor Kyle Murray, de la Escuela de Negocios de Alberta, en Canadá, aclara que las cifras muestran que cada vez se gasta más en el Día del Padre.
“Los comerciantes normalmente se enfocaban en el Día de la Madre, por los altos niveles de demanda, y no le daban mucha importancia al Día del Padre”, afirma.

 

Share Button

CLOSE
CLOSE