Hay suficiente Gas en el país dicen los distribuidores

 

 

La Coalición de Distribuidores Independiente de Gas Licuado de Puerto Rico, conocida por sus siglas CODIGAS informó que la isla cuenta con suficientes abastos del combustible para enfrentar una emergencia causada por una tormenta o huracán.

No obstante, CODIGAS hizo un llamado a la ciudadanía, muy en especial a los consumidores de gas licuado para que tomen precauciones con relación a la protección y seguridad de los tanques e instalaciones de este combustible casero y comercial en momentos que se anuncia una tormenta para los próximos días.
“Hay que recordar que el gas licuado es un combustible que si tomamos las medidas de seguridad adecuada y recomendadas es muy seguro. Debemos asegurarnos que sus envases estén bien protegidos al momento de un embate de fuertes lluvias o vientos de huracán. Le recordamos a la ciudadanía que es necesario que revisen su abastecimiento de gas (combustible), y procedan a llenar los tanques vacíos de manera que tengan gas suficiente durante cualquier emergencia. Aunque nuestra industria respondió mejor que otros combustibles en la pasada emergencia de María, no es menos cierto que los huracanes y las tormentas afectan a las carreteras y las comunicaciones, lo que imposibilita llegar rápido a los hogares, comercios, hospitales y centros de cuido para personas de edad avanzada con necesidad de gas licuado”, señaló el presidente de CODIGAS, licenciado Carlos Declet Jiménez.

CODIGAS exhorta a revisar las instalaciones de gas licuado
“Es preciso ser muy cuidadoso y tomar tiempo para revisar y asegurarnos que los tanques estén bien amarrados (seguros), y que las líneas de suministro de esta fuente energética estén bien protegidas. Aunque las estadísticas sobre descuidos y accidentes son muy bajas, debido a que el público consumidor está consiente de la necesidad de manejar con cuidado estos envases de gas licuado, hay que recordar que la experiencia del huracán María demostró que hay que duplicar los esfuerzos de protección a los envases y líneas de suministro de este combustible casero o comercial”, explicó Declet Jiménez.
“Nuestros técnicos de seguridad recomiendan cerrar la llave de suministro del tanque de gas durante el paso de un huracán o tormenta. Si se diera el caso que hay que mantener abierta la llave de paso de gas para alimentar alguna planta eléctrica o equipo médico, es necesario asegurarnos que la misma esté bien protegida de posibles impactos o golpes a raíz de objetos que caen o vuelan por el azote de fuertes vientos. Lo más recomendable es cerrar el suministro durante el tiempo que nos azoten fuertes vientos y poner los mismos en funcionamiento una vez pase la emergencia”, explicó el presidente de CODIGAS.
“Si usted tiene una planta eléctrica que depende de gas licuado, debe inmediatamente llamar al suplidor del combustible en su área, de manera que se le provea el llenado de tanque inmediatamente como medida preventiva a la emergencia esperada. Si tiene tanques de 20 libras, proceda a llenar o comprar su repuesto inmediatamente para así evitar inconvenientes.

Le recordamos que no puede transportar más de dos envases de 20 libras en su automóvil, la ruta a utilizarse para transportar el mismo debe ser corta y bajo ninguna circunstancia debe dejar mucho tiempo los mismos dentro de su automóvil. La mayoría de accidentes con envases de 20 libras son causados por el descuido en dejar tanques dentro de los automóviles, las altas temperaturas les afectan y explotan. Para aquellos hogares que dependen de una estufa eléctrica, le recordamos adquirir una estufa pequeña de gas licuado o abastecerse de este combustible para el “asador de gas” que utiliza para sus actividades hogareñas. Jamás procesa a cambiar la ubicación del tanque de gas licuado para dentro de la casa, eso peligroso y está prohibido por ley”, argumentó el licenciado Carlos Declet Jiménez.

Share Button

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos requeridos estan marcados *

*

CLOSE
CLOSE