Cámara de Comercio de los Estados Unidos pide que se detenga el pago de $300 dólares por desempleo

La Cámara de Comercio de EE. UU. Pidió el viernes a los estados que dejen de ofrecer un impulso semanal de $ 300 a los pagos del seguro de desempleo a raíz del informe de empleos por debajo de las expectativas de abril.

El influyente grupo de comercio empresarial argumentó que el apoyo adicional para los trabajadores desempleados impide que los estadounidenses busquen empleo y debería retirarse antes de que expire en septiembre.

“El decepcionante informe de empleos deja en claro que pagarle a las personas para que no trabajen está frenando lo que debería ser un mercado laboral más sólido”, dijo el vicepresidente ejecutivo de la Cámara, Neil Bradley.

«Necesitamos un enfoque integral para abordar los problemas de nuestra fuerza laboral y la amenaza muy real que los puestos vacantes representan para nuestra recuperación económica de la pandemia».

El Departamento de Trabajo informó el viernes que Estados Unidos agregó solo 266,000 empleos el mes pasado, muy por debajo de la ganancia de más de un millón proyectada por los economistas. La falta significativa se produjo después de meses de empresas en los EE. UU. Que informaron dificultades para contratar trabajadores, lo que algunos han atribuido a los beneficios de desempleo mejorados extendidos por el presidente Biden en marzo.

“Un paso que los legisladores deberían tomar ahora es poner fin al beneficio de desempleo suplementario semanal de $ 300. Según el análisis de la Cámara, el beneficio de $ 300 da como resultado que aproximadamente uno de cada cuatro beneficiarios se lleven a casa más en desempleo de lo que ganaron trabajando ”, dijo Bradley.

Los gobernadores republicanos de Montana y Carolina del Sur anunciaron a principios de esta semana que sus estados dejarán de ofrecer el impulso de $ 300 y varios otros programas ampliados de ayuda para el desempleo en junio, y se espera que otros estados liderados por el Partido Republicano sigan su ejemplo después del informe de abril.

Aun así, los economistas han desafiado la noción de que las prestaciones por desempleo más generosas son el mayor obstáculo para las empresas que luchan por contratar trabajadores.

El empleo en el sector del ocio y la hostelería, una de las mayores fuentes de anécdotas de escasez de mano de obra, creció en 330.000 puestos de trabajo en abril.

La participación en la fuerza laboral también aumentó un 0,2 por ciento, una señal alentadora después de que se desplomó al comienzo de la pandemia, pero probablemente se mantiene restringida debido a los problemas de salud persistentes y a los padres que se ven obligados a cuidar a los niños que no pueden regresar a la escuela en persona o durante el día. cuidado.

“La economía ha demostrado ser más fácil de poner en un coma inducido por una pandemia que de despertar. Los empleadores y los empleados siguen nerviosos después de un año de comienzos en falso ”, escribió Diane Swonk, economista en jefe de Grant Thornton, en un análisis del viernes.

«Necesitamos ver un movimiento más cercano a la inmunidad colectiva para que todos se sientan tranquilos de que cuando volvamos a abrir, permaneceremos abiertos».

Los funcionarios económicos de Biden y los legisladores demócratas también han argumentado que un informe de empleos mediocre no es evidencia suficiente para respaldar la retirada de la ayuda por desempleo.

The U.S. Chamber of Commerce called Friday for states to stop offering a $300 weekly boost to unemployment insurance payments in the wake of April’s below-expectations jobs report.

The influential business trade group argued that the additional support for jobless workers is preventing Americans from seeking employment and should be pulled back before it is set to expire in September.

“The disappointing jobs report makes it clear that paying people not to work is dampening what should be a stronger jobs market,” said Chamber Executive Vice President Neil Bradley.

“We need a comprehensive approach to dealing with our workforce issues and the very real threat unfilled positions poses to our economic recovery from the pandemic.”

The Labor Department reported Friday that the U.S. added just 266,000 jobs last month, well below the 1 million-plus gain projected by economists. The significant undershoot came after months of businesses across the U.S. reporting difficulty hiring workers, which some have attributed to enhanced unemployment benefits extended by President Biden in March.

“One step policymakers should take now is ending the $300 weekly supplemental unemployment benefit. Based on the Chamber’s analysis, the $300 benefit results in approximately one in four recipients taking home more in unemployment than they earned working,” Bradley said.

The Republican governors of Montana and South Carolina announced earlier this week that their states will stop offering the $300 boost and several other expanded jobless aid programs in June, and other GOP-led states are expected to follow suit after April’s report.

Even so, economists have challenged the notion that more generous jobless benefits are the biggest obstacle for businesses struggling to hire workers.

Employment in the leisure and hospitality sector, one of the biggest sources of labor shortage anecdotes, grew by 330,000 jobs in April. https://8473df32d4edf141459e8d319e57e6cd.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Labor force participation also rose 0.2 percent, an encouraging sign after it plunged at the start of the pandemic, but remains restrained likely due to lingering health concerns and parents being forced to care for children who are unable to return to in-person school or day care.

“The economy has proven easier to put into a pandemic-induced coma than to awaken. Employers and employees remain skittish after a year of false starts,” wrote Diane Swonk, chief economist at Grant Thornton, in a Friday analysis.

“We need to see a move closer to herd immunity for everyone to feel reassured that when we reopen, we will stay open.”

Biden economic officials and Democratic lawmakers have also argued that one lackluster jobs report is not enough evidence to support pulling back jobless aid.

Share Button