Como ser unos padres ‘amigos’ pero no irresponsables

padre-e-hijo

 

Una definición de padres «amigos» o padres «guays» son los que se preocupan mucho sobre sus hijos, los amigos de sus hijos y sobre jugar con ellos. También son padres que no tienen mucha atención en corregir a sus hijos o en criar a sus hijos.
Esta definición no es del todo correcta, los padres siempre quieren que sus hijos les quieran y para ello quizás tienen un carácter más permisivo, esperando que si son buenos amigos de sus hijos, ellos siempre tengan una buena relación. Pero no debemos olvidarnos el carácter parental que tenemos con nuestros hijos, podemos ser más o menos permisivos y jugar con ellos, pero nunca debemos olvidar nuestra responsabilidad como padres de ejercer respeto y transmitir los deberes que debe tener un hijo con sus padres. No siempre puede haber privilegios. porque si no vamos a mimar demasiado a nuestros hijos y sin querer, generar un problema en el desarrollo social y crecimiento personal de ellos siendo irresponsables, irresponsables tanto nosotros, como irresponsables nuestros hijos cuando crezcan.
Ahora vamos a comentar unas cuantas directrices que pueden ayudarnos para poder tener una buena relación con nuestros hijos a la vez que establecemos límites y no somos irresponsables:
– A los niños les es positivo tener ciertos límites y hábitos predecibles, que les ayudan a entender y gestionar un mundo que para ellos puede ser muy a menudo confuso. Debemos establecer pautas y rutinas para que sus hijos puedan explorar y descubrir sus pasiones con seguridad.
– No debemos cortarles las alas a nuestros hijos. El fin de nuestro hijo o hija en su crecimiento es la independencia. Así que cuando vemos que nuestro hijo ya puede recoger por sí mismo sus juguetes, o el plato en la mesa o vestirse solos, es momento de permitirles hacerlo solos. Darles a los niños responsabilidad y poder elegir es bueno para su autoestima.
– No tratemos de arreglar todos los problemas de nuestros hijos. Debemos dar la oportunidad a los niños pequeños de encontrar sus propias soluciones. Cuando vemos a nuestro hijo en alguna dificultad y no vamos inmediatamente a ayudarles y dejamos que pueda solucionarlo por sí mismo, aumentamos su capacidad de resolución y su autoestima al poder hacer cosas sin ayuda.
– Debemos recordar Recordad que la disciplina no es un castigo. Hacer cumplir los límites es realmente una forma de enseñar a los niños cómo comportarse en su mundo y ayudar a que sean competentes, tengan cuidado y control ya que cuando ponernos unos límites que se han de cumplir ellos pueden sentirse libres de explorar dentro de ellos.
– Hay que escoger cuándo establecer los límites. Los niños, dependiendo de su edad, no pueden absorber un exceso de normas y directrices sin llegar a olvidar algunas. Así que alguna vez tenemos que ser permisivos con algunas normas para darle importancia a otras realmente importantes, como no pegar a nadie o insultar.

Cómo tener una relación positiva y amigable con nuestros hijos e hijas

Estos son algunas cosas s que podemos hacer para ser positivos con nuestros hijos, y que no todo sean normas:
– Jugar con ellos y ellas. Debemos sacar tiempo de vez en cuando para jugar con nuestros hijos, no importa el juego, solo divertirse con ellos.
– Leer libros juntos siempre que sea posible. Puede comenzar hasta cuando son bebes, a ellos les encanta escuchar el sonido de las voces de sus padres. Leer un libro con tus hijos es una experiencia de unión que establece una vida de lectura. Reservar un tiempo especial al día. Dejad a vuestros hijos que elijan una actividad en la que pasar el rato juntos durante 10 o 15 minutos sin interrupciones. No hay mejor manera para que mostréis vuestro amor.
– Crear recuerdos inolvidables. Vuestros hijos probablemente no recordarán nada si son demasiado pequeños, pero van a recordar las reuniones y todas las actividades que hagáis juntos.

Darles un buen ejemplo

También os vamos a dar unas cuantas maneras de dar un buen ejemplo a sus hijos:
– Ser un modelo a seguir para sus hijos. Esta es una gran responsabilidad. Los niños aprenden observando a sus padres. Actuar de una forma ejemplar, respetuosa y con un buen comportamiento, funciona mucho mejor para educar a sus hijos que diciéndole verbalmente lo que debe hacer o como debe comportarse.
– Confesar que cuando se no se actúa correctamente. Esta es la mejor manera de mostrar a sus hijos cómo y cuándo se debe disculparse y corregir una mala actitud.
– Ser positivo con el medio ambiente. Mostrar a sus hijos lo fácil que es cuidar el medio ambiente. Como crear menos residuos, reciclar, reutilizar y conservar el medio ambiente a diario. Pasar una tarde recogiendo basura en el campo o el bosque puede ser una buena actividad en familia

Share Button

Un comentario

  1. Efrain Rivera Junior

    Padres deben de ser padres, no amigos. Por eso está generación está como está.