ULTIMA HORA

Exige a la Gobernadora que tome acción inmediata con ASES

(SAN JUAN – miércoles, 18 de septiembre de 2019) La senadora Rossana López León presentó en la mañana de hoy un estudio que evidencia un escandaloso mal uso de fondos públicos en el Departamento de Salud, donde el plan médico del gobierno continúa gastando a un ritmo vertiginoso, aún cuando tiene 30% menos de pacientes bajo su atención. «Se le llame la Reforma, Tu Salud o Vital, el patrón es el mismo, administración fallida y crasa ineficiencia», señaló la también ex procuradora de las Personas en Edad Avanzada.

«La pregunta es, si en los pasados cuatro años hay 30% menos de pacientes (1,671,657 en el año 2015 versus 1,167,390 en el  2019), ¿cómo es posible que se siga invirtiendo la misma cantidad de fondos públicos?  A dónde va a parar la diferencia?», cuestionó López León. «Lo mismo sucede con la administración de los medicamentos, tiene que haber transparencia con los ‘rebates o descuentos’ que las farmacéuticas conceden a ASES por la cantidad que se compra, de nuevo ¿a dónde van a parar esos beneficios? 

En la conferencia de prensa celebrada en su oficina esta mañana, la senadora reveló además que la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico (ASES) exigió contratar una red de proveedores para proveer acceso en todas las regiones sin embargo, el tamaño de las redes varía significativamente entre una aseguradora y otra. El acceso por tipo de servicio sugiere dificultades por limitación a los pacientes que no tienen los médicos, ni los servicios que necesitan. También existen proveedores repetidos en la red de cada aseguradora. 

«Con relación al suplido de medicamentos, según la información suministrada por la misma ASES, las personas bajo el plan Vital no están recibiendo lo que realmente necesitan. ¿Por qué? Se sabe que la prioridad de ASES es obtener reembolsos de los suplidores no la salud de los pacientes», aseguró la legisladora.

El 31 de enero pasado culminó a media noche el periodo de transición al nuevo modelo que dejó atrás las ocho regiones en las que estaba dividido el servicio a través de la isla, mientras se adentra en un futuro económico incierto. Los $4.8 mil millones que se asignaron a la isla a principios de 2018, podrían agotarse tan pronto como en septiembre de 2019 o durante los primeros meses del año fiscal federal 2020, sin ninguna garantía —al momento— de que Puerto Rico recibirá una nueva asignación a estos fines.

El actual sistema de salud inaugurado en 1994 ha sufrido muchos cambios «donde el mayor error fue cambiar un sistema de servicio público sin fines de lucro hacia las compañías de fines de lucro. Atado a la incapacidad de financiar con fondos propios, y la costumbre de acudir al Congreso en busca de más dinero, el gobierno tiene que esforzarse por fiscalizar a las compañías aseguradoras con la severidad necesaria», añadió la senadora. 

En términos de soluciones, la también presidenta del Comité Municipal del Partido Popular Democrático (PPD) en San Juan y candidata a alcaldesa, aseguró que «lo ideal es que el sistema de salud de Puerto Rico evolucione hacia un sistema de pagador único, que reduzca los costos administrativos y las ganancias que las compañías aseguradoras agregan a la prestación de servicios de salud». Esta es una recomendación donde públicamente se han expresado a favor conocedores del sistema, como el Dr. Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos y el ex secretario de Salud, Dr. Enrique Vázquez Quintana, entre otros salubristas. 

Share Button

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos requeridos estan marcados *

*